Buscar
  • Daniela Delgado

12 Frases que NO debes escribir en tu CV

1. "Soy el mejor"

Desde el minuto 1, ya darás una impresión irritante de tu persona. No ayuda realmente a mostrarte como eres. En vez de decir "Soy el mejor", di como harías mejor la empresa.

2. "Estoy orientado a resultados"

En vez de decirlo, es mucho más importante demostrarlo con ejemplos de resultados positivos.

3. "Estoy altamente calificado"

Es preferible que resaltes tus habilidades y aptitudes , antes que afirmar si estás calificado o no.


4. "Soy muy responsable"

No hace falta explicar qué responsabilidades tuviste en el instituto o cuando eras más joven. Sé concreto y describe tus logros directamente.

5. Número de teléfono: xxx xxx xxx

¿De qué sirve escribir "teléfono", si justo al lado escribes ya el número? De nada. Es redundante. Es lo mismo cuando escribes "email".

6. Gran conocimiento de Microsoft Word

Hoy en día es una habilidad que todo el mundo tiene. A no ser que seas un experto y tengas cursos de formación sobre dicho programa, es mejor no decirlo.


7. "Soy muy ambicioso"

Es chocante para los reclutadores. Demuestra que querrás ascender en poco tiempo sin importante los demás compañeros. En lugar de decir que eres ambicioso, puedes decir que te gusta siempre superarte.

8. "Soy bueno trabajando en equipo"

En este mundo no estamos solos, por lo que debemos siempre trabajar en equipo. Es, como Microsoft Word, una cualidad que todos ya tenemos.

9. "Un adjetivo que me define: trabajador"

Es otra palabra a evitar en tu CV. Piénsalo: nadie se va a describir como vago, por lo que todos ya desde un principio nos describimos trabajadores.


10. Repetir "Éxito"

Se supone que todo lo que escribes en tu CV lo escribes porqué lo has realizado con éxito. De nuevo, es algo redundante.

11. "Me defino como innovador"

Eso es una valoración personal. En el caso que realmente te sientas innovador, es mejor presentar-lo con hechos. Por ejemplo, un proyecto o trabajo que haya funcionado y que se diferencie de otros proyectos.

12. "Me gusta ser honesto"

Justo al decir esta palabra, ya demuestras que realmente no lo eres. Es mucho mejor si demuestras la palabra con hechos. Por ejemplo, cuando te pregunten tus puntos negativos, ser sincero con lo que no haces tan bueno.



18 vistas
Asesores en Tecnología para la Educación, S.C.
Derechos reservados 2020